978-84-7800-209-2.jpg

978-84-7800-209-2

Fiesta religiosa y ocio en Salamanca en el siglo XVII (1600-1650)

La fiesta barroca es una gigantesca máquina retórica mediante la que el poder, encauzando las necesidades lúdicas del ser humano, se representa a sí mismo en los espectáculos públicos con afluencia masiva, ofreciendo a las masas una visión legitimadora de una determinada ideología. Las procesiones, por ejemplo, mimetizaron el orden social que interesaba mantener con una representación ordenada de los diversos estamentos sociales. Salamanca, en absoluto ajena a este fenómeno, desaparece como ciudad histórica para reaparecer en las fiestas -en la instrumentalización del espacio urbano que operan las fiestas- maquillada de alegoría. Para Francisco Javier Lorenzo Pinar, “El tiempo de fiesta supuso la creación de un modelo de realidad colectiva deseada. […] Las implicaciones religiosas festivas son constatables en el hecho de que la mayoría de las celebraciones, incluso las profanas, estaban relacionadas con alguna devoción. El desenvolvimiento de la fiesta en Salamanca pone de manifiesto la estrecha imbri - cación que hubo entre el poder civil y el religioso”. Pero, a la vez, la fiesta “actuó, también, como un paréntesis en el que se permitía trastocar las jerarquías sociales y normas establecidas, una oportunidad para conductas poten cial mente peligrosas y subversivas

Disponible en:
15,00 €
14,42 €
0,58 €

Colección EH (Estudios Históricos y Geográficos)
Número 148
Año 2010
Páginas 252
Formato
LIBRO